Camamchuelo mexicano pastel

LA MUTACIÓN PASTEL O DILUIDO EN LA LIBREA DEL CAMACHUELO MEJICANO.

 

 

AUTOR: JOSE MANUEL RODRIGUEZ BENAVENTE.

CRIADOR NACIONAL: A-588 Y CT-92.

JUEZ FOE Y COE DE COLOR, HÍBRIDOS Y EXÓTICOS.

 

 

 

La mutación Pastel o Diluido del Camachuelo Mejicano, se denomina así por la dilución o reducción melánica que experimenta la librea de los ejemplares afectados por la mutación, que puede estimarse en aproximadamente un 50%, tanto de la eumelanina como de la faeomelanina.

 

Sin embargo establecer un porcentaje de dilución melánica en el caso de las mutaciones pasteles o diluidas es bastante arriesgado, ya que dependiendo de la librea del ejemplar afectado por la mutación y de los sucesivos apareamientos entre ejemplares pasteles o diluidos la reducción melánica puede ser muy distinta llegando a ser incluso del 75% o más.

 

Ésto ha podido apreciarse en los ejemplares que vimos el año pasado en el I Encuentro Técnico del Carpodaco mejicano, y en los que habéis aportado en esta ocasión, donde la reducción melánica va desde un 40 a un 70% en función de los apareamientos sucesivos efectuados con ejemplares afectados por la mutación.

 

Esta mutación en el Camachuelo Mejicano se transmite a la descendencia de manera  autosómica recesiva, no siendo sinténica con la mutación diluido de los fringílidos de la fauna europea o exóticos (denominada Jaspe en el Canario) , la cual es de transmisión hereditaria dominante o codominante, según el autor considerado, ni con la Pastel del Canario de naturaleza recesiva ligada al sexo.

No obstante son bastantes las analogías con la mutación Pastel del Canario, en cuanto a reducción de los pigmentos melánicos, pudiéndose pensar a primera vista que se trata de la misma mutación, aunque el dato de la transmisión hereditaria ya concluye que las mutaciones son distintas. Un test hibridológico lo confirmaría, a lo cual animo desde estas líneas.

El mismo consistiría en el apareamiento de un macho Camachuelo Mejicano Pastel o Diluido con una hembra Canario Pastel, donde si no sale ejemplar alguno mutado en su descendencia confirmaría que ambas mutaciones no son sinténicas, y si salieran todos los ejemplares mutados sí ambas mutaciones lo serían. Mi intuición me dice que todos los ejemplares saldrían no mutados, al igual que cuando se aparearon un macho Camachuelo Mejicano Torba (denominado en primer lugar Bruno) y una henbra Canario Bruna, donde toda la descendencia que se obtuvo fue no mutada.

Con la mutación denominada Jaspe en su introducción al Canario Doméstico las analogías son mucho menores, ya que esta apenas afecta a la feomelanina, cosa que no ocurre en la mutación Pastel o Diluida del Camachuelo Mejicano, donde es afectada en la misma proporción aproximadamente que la eumelanina. Cualquier tipo de sintenia entre ambas queda totalmente desacartada, sólo con tener en cuenta la apreciación anterior.

La mutación Pastel del Canario, según el Estandar de Enjuiciamiento del Canario de Color del C.O.J.F.O.E. apareció en Holanda, por el año 1957, ya hace mucho tiempo de ello. El Pastel está considerado como el 2º factor de reducción o dilución melánica y como el primer factor que afecta a las melaninas.

Actúa sobre las melaninas, tanto Eumelanina como faeomelanina. Las "apastela" de forma que las vemos menos nítidas que si fuesen clásicas. Los efectos se definen como una dilución de las melaninas (como si a un dibujo en papel se le pasara un “difuminador”, produciendo una “amalgama” del color que expresaba).

Se puede decir que la eumelanina queda de un tono “agrisado” que será, más oscuro cuanto más oxidada sea la misma, y más claro en los que la presente de menor oxidación.

La faeomelanina se presenta también “reducida” y de una tonalidad más clara que en la librea ancestral, produciendo una especie de “dispersión” de ésta en el plumaje. Su apreciación dependerá, como se ha comentado en el caso de la eumelanina, de la cantidad y oxidación de feomelanina  que presente en el ejemplar.

El Pastel no altera en absoluto la estructura de la pluma, ni aporta otras características que las anteriormente descritas. Los ojos y las partes córneas deberán presentarse de idéntica forma al Tipo clásico.

 

Como se observa en esta descripción no afecta de ninguna manera al lipocromo de la librea del ejemplar, sin embargo en el caso del Camachuelo Mejicano, algo tiene que ver, ya que nunca he visto un ejemplar afectado por la mutación Pastel o Diluido que tenga el lipocromo como en los ejemplares ancestrales, que no presentan  mutación alguna en el plumaje.

Este “apastelamiento” del lipocromo pudo observarse en los ejemplares aportados al Encuentro Técnico del año pasado. Hay que hacer hincapié aquí en buscar un ejemplar al menos con el lipocromo inalterado y mezclarlo con portadores con buen lipocromo para ver si en sucesivos apareamientos se observa esta afección al lipocromo o por el contrario no se ve afectado, para extraer conclusiones sobre la afección al lipocromo por parte de esta mutación.

Parece ser que en canaricultura no conocemos ninguna mutación del color de la librea de las aves que afecte de manera conjunta a las melaninas y el lipocromo, sin bien las hay que afectan al lipocromo y las melaninas de forma independiente.

Aquí puede vislumbrarse una diferencia entre la mutación considerada, Pastel o Diluido en el Camachuelo Mejicano, con las demás mutaciones conocidas hasta la fecha y que se han estandarizado, lo que es una novedad bastante interesante.

Habría que mirar, por algún método, si la estructura de la pluma presenta algún cambio con respecto a las plumas de coloración ancestral, que haga que la apreciación del lipocromo esté atenuada en la intensidad del mismo, tal como ocurre en la mutación marfil del canario de Color) o si el lipocromo verdaderamente ha sufrido una modificación cualitativa y cuantitativa en su expresión, tal como ocurre en las melaninas o por el contrario el efecto de ver atenuado el lipocromo en los ejemplares mutados es por la mala calidad del mismo en la primera cepa de ejemplares Pastel o Diluido y que ha sido arrastrada en los pocos años que la mutación lleva criándose en los aviarios.

En este momento y con mis conocimientos adquiridos en la cría de la mutación, no se puede dilucidar lo que ocurre con el mismo, pero que algo pasa es evidente.

Actualmente, y dado que hay gran tendencia a ver la mayor cantidad posible de libreas en los ejemplares criados en los aviarios en cualquier especie, esta mutación se ha incluido en otras libreas ya existentes en el Camachuelo Mejicano, correspondientes a otras mutaciones.

En este sentido se ha introducido en ejemplares afectados por la mutación Torba, obteniéndose ejemplares con un mayor nivel de dilución y donde los tonos grises, sobre todo en las grandes plumas han pasado a ser beiges. De modo que los ejemplares son bastante diferentes de los solamente afectados por la mutación Pastel o Diluido, con lo que en el Encuenro Técnico del año pasado se quedó en que esta combinación de mutaciones se permitiría en los concursos, ya que la librea obtenida es bastante atractiva para los criadores y no hay posible confusión en los enjuiciamientos con otra mutación considerada en las libreas del Cachuelo Mejicano.

También se ha sumado a la mutación faeo y topacio, incluso con ejemplares intermedios entre ambas mutaciones, de los muchos que existen actualmente en los aviarios, dando como resultado una librea casi exenta de melaninas, aunque con restos claros en las grandes plumas y subplumaje y ojos rojos heredados de la mutación faeo, que no son tan intensos como en la mutación Albino, ya que la ausencia de melaninas no es total en este caso, que no aportan estéticamente apenas nada y que tienden a confundirse con la mutación Albino, ya bastante estabilizada en un gran número de aviarios.

Por este motivo esta superposición de mutaciones no tiene interés alguno por lo que al menos en el COJFOE no es admitida a concurso descalificándose los ejemplares presentados, ya que se considera de interés bajo o muy bajo.

Otro intento se ha realizado con la mutación opal, dando ejemplares de ojos negros casi blancos, con restos melánicos evidentes en casi todo el plumaje.

A mi entender el obtener ejemplares sin melaninas en la librea en vez de realizarse mediante la superposición de mutaciones a de obtenerse a partir de loe ejemplares parcialmente aciánicos que tienen algunos criadores en sus aviarios y que actualmente, o esa es mi impresión, no se está utilizando su gran potencial a la hora de obtener ejemplares totalmente aciánicos.

Esto ya se hizo hace bastantes años con el canario, obteniéndose los actuales Canarios Lipocromos, en sus variedades de rojo, amarillo y las dos variedades de blanco (recesivo y dominante) y actualmente se está haciendo con el verderón común y en el campo de los Estríldidos con el Diamante Mandarín, el Padda Común y la Isabelita del Japón, por lo que en el caso del Camachuelo Mejicano entiendo que debe ser el mismo.

Como todo en la vida hay una excepción que es el diamante de Gould, donde a partir de superposición de mutaciones se ha llegado a obtener ejemplares totalmente  desprovistos de cualquier pigmento en su librea, aunque insisto, que para el Camachuelo Mejicano esto es del todo inapropiado.

Aquí ya sólo queda incluir vuestros comentarios al respecto.

Contacto

amcae@amcae.com

Federación Ornitológica de la Comunidad Valenciana

Contador de visitas