Proyecto paloma bravía

Por la Asociación Madrileña de Criadores de Aves Exóticas (Amcae)

 

Presentación.

 

Nuestro proyecto está enmarcado en otro más amplio que trata de promover la cría, estudio y selección de las distintas especies de Tórtolas, Palomas y Gallináceas exóticas y europeas como aves de criadero, concurso y exposición dentro del ámbito de las federaciones ornitológicas culturales y deportivas españolas, de ámbito nacional y regional.

 

Estas especies compiten habitualmente en los campeonatos nacionales de ornitología deportiva de la mayoría de los países europeos más significativos dentro de esta actividad. Disponen además de dos secciones específicas (O.y P.) en los campeonatos mundiales de la COM.

En nuestro país hasta hace poco su presencia en los concursos-exposiciones era meramente anecdótica o testimonial, disponiendo hasta ahora de un solo grupo en la sección F2 (Exóticos no domésticos) en el que eran englobadas todas las especies de Tórtolas, Palomas y Pequeñas Gallináceas.

 

Debido al desarrollo de la ornitología deportiva española, aumenta cada vez más el número de criadores y aficionados que mantienen este tipo de aves en sus aviarios, dada su habitual presencia en el mercado como en los concursos celebrados en el extranjero a los que acuden cada vez en mayor número los aficionados de nuestro país.

 

El proyecto marco está dando sus primeros frutos con la apertura de grupos específicos para estas aves en distintos concursos monográficos de Exóticos y en el campeonato nacional FOCDE, así como en un aumento del número de criadores que muestran interés por estas aves, pues son de fácil y cómodo cuidado y su reproducción no entraña dificultades, al menos en las especies más habituales

 

Fuera del ámbito de las federaciones de ornitología existe un buen número de criadores de estas aves afiliados a asociaciones de avicultura artística que no encontraban viable hasta ahora su pertenencia a las asociaciones ornitológicas dado el escaso conocimiento e interés que hacia estas aves había en dichas asociaciones ornitológicas, así como por la falta de colegiados o jueces expertos que tuviesen los adecuados conocimientos para enjuiciarlas en los concursos, y la problemática existente alrededor de los calibres o medidas de las anillas y su número de petición mínima para dichos calibres.

 

La Paloma bravía (Columba livia)

 

La protagonista de nuestro proyecto parece afirmar la máxima de que nadie es profeta en su tierra, ya que a pesar de tener su origen en Europa, Norte de África y Suroeste de Asia, de ser la precursora de todas las razas de palomas domésticas, (tanto de las razas deportivas como de las de fantasía), es considerada hoy en día en muchos lugares, principalmente en las grandes ciudades, como una plaga a erradicar.

No deja tampoco de ser mal vista por los aficionados a las palomas mensajeras y a los palomos buchones y de Pica o deportivos como fuente de parásitos, enfermedades, molestias e interferencia en sus actividades.

Sólo los cetreros aprecian la bravura y habilidad en el vuelo de las Palomas bravías y las utilizan como señuelos o “escapes” para entrenar a sus halcones.

Antaño desempeñaba nuestra Paloma bravía un papel protagonista en las tiradas de pichón, hoy en franca decadencia debido a la automatización de los campos de tiro deportivo, y sobre todo en una forma de explotación extensiva como ave de producción cárnica en la forma de sus pichones, principalmente en la comarca castellano-leonesa de Tierra de Campos, en las provincias de Valladolid, Palencia, León y Zamora, donde ha quedado la huella indeleble en el paisaje de esta actividad en forma de palomares de adobe o tapial, los cuales son verdaderas obras de arte arquitectónico funcional, ingenioso y adaptado al medio y a los materiales disponibles. Todo un tesoro cultural y etnológico que merece la pena ser conservado y divulgado.

Hasta el folklore se impregna de la influencia de la paloma en multitud de coplas, versos y canciones populares

 

Paloma del palomar

¿quién te ha quitado los vuelos?

que no has podido bajar

desde el palomar al suelo

 

(Popular castellana)

Situación actual.

En la actualidad las poblaciones de Paloma bravía genéticamente más puras las podemos encontrar en las volcánicas costas de las Islas Canarias, en los cantiles marinos de la costa escocesa y en algunos islotes mediterráneos.

En el resto de poblaciones del interior ibérico se desconoce su estatus poblacional y su pureza genética, pues es más que probable una alta tasa de mestizaje con las palomas domésticas vueltas a la vida salvaje por escapes o abandono de los palomares por parte de sus propietarios.

Podemos encontrar estas palomas semisalvajes en pequeñas y grandes ciudades, en núcleos rurales y zonas suburbanas, donde abundan modificaciones de su fenotipo, mostrando una amplia gama de patrones y colores alterados que las diferencian de sus antepasadas silvestres, las cuales anidan en cañones fluviales, roquedos de montaña y acantilados marinos, formando poblaciones dispersas que a duras penas logran mantener su pureza genética dadas las elevadas posibilidades de mestizaje con las palomas semidomésticas con las que suelen formar bandos mixtos a la hora de alimentarse en los campos adyacentes a sus colonias de cría.

 

Actuaciones.

 

Desde AMCAE se pretende realizar una adecuada selección de ejemplares que se ajusten lo máximo posible al fenotipo ancestral de la Paloma bravía mediante una rigurosa selección de las parejas reproductoras, y una, si cabe, aún mayor selección de los productos obtenidos de estas parejas con el fin de que se ciñan al estándar establecido para esta especie, donándolos a aquellos aficionados interesados en los fines del proyecto

 

Además se promoverán concursos-exposiciones monográficos de esta especie y su participación en los concursos de ornitología deportiva de ámbito social, regional, nacional e internacional mediante la subvención de las tasas de inscripción en los mismos y la donación de premios y trofeos.

 

La Paloma bravía como ave de aviario y exposición.

 

En la ornitología deportiva moderna tiene cabida todo tipo de aves, desde las pequeñas paseriformes (estríldidas, fringílidas, emberícidas, etc), las psitaciformes de todas las tallas y por supuesto las columbiformes exóticas y europeas. Resulta chocante como en muchos aviarios y colecciones particulares, así como en los concursos y exposiciones de ornitología se pueden encontrar insospechadas y raras especies de palomas y tórtolas tropicales, y por el contrario es palpable la ausencia de especies europeas, siendo la auténtica Paloma zurita (Columba oenas) la única representante del género Columba en las voladeras de los criadores.

 

Aproximación al estándar de la Paloma bravía.

 

Dado que la posibilidad de disponer de ejemplares silvestres de Paloma bravía genéticamente puros es muy reducida, debido a su escaso número, dificultad de localización y accesibilidad, así como por los impedimentos legales, al estar considerada esta especie como cinegética, y descartando la extracción de huevos o pichones del medio natural dados los citadas normativas, sólo queda trabajar en la selección fenotípica de los reproductores tomando como ejemplares de partida todos aquellos que se aproximen al máximo al fenotipo ancestral y que no acusen cruce alguno con variedades domésticas.
Basta con visitar palomares rurales, de explotación en semilibertad, caseríos, e incluso utilizar ejemplares semidomésticos que habitan el medio urbano y que en muchas ciudades están considerados como plaga , para obtener ejemplares con un razonable parecido fenotípico a la forma ancestral.

Básicamente la talla, forma y coloración son los aspectos capitales en la selección fenotípica de la Paloma Bravía.

 

*Talla y Forma.


Partiendo de la base de que la paloma bravía muestra cierto dimorfismo sexual, se tolerarán rangos de variabilidad de la talla entre ambos sexos, no debiendo superar en los machos los 33 cm y en las hembras los 31 cm, siendo admitidos ejemplares con talla inferior, debido a que el proceso de cría controlada con una mejora de las condiciones nutricionales inherentes a la misma, induce a un aumento de la talla, por lo que se hace recomendable partir de ejemplares que no sean excesivamente grandes.

El peso oscilará entre los 250 y los 300 grs., siendo en los juveniles del orden de los 225 grs.
Se desecharan todos aquellos ejemplares que presenten signos de mestizaje con razas domésticas de forma o estructura, así como los que expresen una posición excesivamente horizontal o vertical, que arrastren la cola, presenten las alas caídas, buche descolgado, cabeza plana, alas cruzadas, dedos torcidos y narinas o carúnculas excesivamente desarrolladas.
La forma de la Paloma bravía es armónica, esbelta y sin excesiva redondez. El macho adulto tiene la cabeza algo más grande y redondeada, es más corpulento y su porte es más altivo y gallardo.
Respecto a la estructura del plumaje, éste ha de ser sedoso y liso, sin plumas rizadas ni tarsos emplumados (calzados), ni moñas o conchillas.

*Color.
Se seleccionarán exclusivamente ejemplares de color azul barrados en negro, (librea ancestral), de color azul, lo más puro y luminoso posible, haciendo especial hincapié en la uniformidad en el tono en las parejas reproductoras, evitando introducir ejemplares con factores de oscuridad (ahumados, sucios, etc).

Se valorará la máxima intensidad de los reflejos malvas y verdes de las plumas del cuello tanto en los machos como en las hembras, pues son indicativos de un excelente estado físico propio del periodo reproductivo.

El dibujo de las barras alares han de ser nítido y contrastado, presentando sólo dos barras en cada ala, de color negro lo más oscuro posible sin infiltraciones marrones o rojizas, sin indicios de una tercera barra alar o de moteado disperso en el resto de coberteras del ala.

La rabadilla ha de ser de color blanco níveo y ha estar perfectamente delimitada en su parte inferior con las supracoberteras caudades de color gris.

Las dos rectrices o timoneras externas han de presentar la característica decoloración blanquecina desde el raquis hasta un poco antes del borde

exterior de dichas plumas.

Todas las rectrices presentan una barra muy oscura casi negra en su extremo.
No se admitirán ejemplares píos o manchados, con plumas despigmentadas o aciánicas (blancas), que pueden aparecer en zonas especialmente propensas como las coberteras escapulares, cuello,
zona periocular y remeras primarias y secundarias.

Los ojos en los ejemplares adultos son de color rojo anaranjado con la pupila negra, intensificándose esta coloración durante la primavera y el verano.
No se admitirán ejemplares con ojos de cualquier otro color.

Las patas de los ejemplares adultos son rojizas y también su color se intensifica durante la estación reproductora.
Las uñas han de ser negras y se excluirán los ejemplares con alguna o algunas uñas blancas.
El pico será negro, de una longitud acorde con el porte de la cabeza, deberá cerrar perfectamente, su coloración puede variar entre tonos negros mates y azabaches, dependiendo de la edad del ejemplar.


P
ara solicitar más información sobre el proyecto y participar en el mismo, contactar en amcae@amcae.com y en el Tfno. 670 33 74 21 (Ángel Luis Rodríguez)

Contacto

amcae@amcae.com

Federación Ornitológica de la Comunidad Valenciana

Contador de visitas