La mutación Amarilla del diamante de cola roja (Neochmia ruficauda)

Autor: Ángel Luis Rodríguez Barbero                         

Fotos: Stefano Giannetti                                             

Diamante de cola roja Amarillo

El fenotipo “Amarillo” o “cuerpo amarillo” del Diamante de cola roja o “Ruficauda”,  ha deparado no pocas sorpresas e incluso confusión en cuanto a su modo de transmisión hereditaria.
Las dispares y no uniformadas denominaciones de las mutaciones aparecidas en esta especie hasta ahora tampoco han ayudado a desenredar la madeja de su verdadera naturaleza genética , pues convivían denominaciones como Bruno, Pastel e incluso Pastel de simple y doble factor.
Otra vez la hibridación y el fenómeno de la sintenia despeja la incógnita, al menos de manera parcial, y apuntala la hipótesis de que el denominado fenotipo Amarillo no sea más que una combinación de mutaciones en  la que al menos una de ellas (la de transmisión ligada al sexo)  no es otra que la Ágata, denominada hasta ahora como Pastel en unos países , y como Bruna en otros.
Alessandro Cinti ya obtuvo híbridos machos mutados del cruce entre Diamante de cola roja mutado (Ágata) x hembra Ágata de Diamante modesto.
A tenor de dicho resultado, queda claro que existe sintenia entre los mutantes de ambas especies; ya sea por ser el mismo y mapear en el mismo locus o posición del gen afectado para ambas especies, o al menos por actuar, si no en el mismo lugar, en uno muy próximo. Existiendo por tanto en esta segunda opción , una relación de dominancia o recesividad  heterosómica por formar parte de la misma serie alélica en el caso de no tratarse de la misma mutación.
Por extensión conocemos que el mutante Ágata (antes denominado Isabel) del Diamante modesto forma parte de la serie alélica del primer factor de reducción melánico. Gracias a los híbridos machos mutados obtenidos con las distintas formas alélicas de dicha serie en el Diamante mandarín (Dorso claro, Masqué inglés o de ojos negros, Masqué continental o de ojos rojos, Ino, etc).

 

Híbrido Ágata macho de Diamante de cola roja x Diamante modesto
Diamante de cola roja Ágata

Sólo nos quedaría averiguar la verdadera naturaleza genética del mutante que acompaña al Ágata en la combinación de mutaciones objeto de este artículo.
Conociendo la naturaleza recesiva y ligada al sexo del mutante Ágata, no tendríamos más que emparejar un macho “Amarillo” con una hembra ancestral (que nos garantizara que no porta ningún mutante autosómico recesivo)  procedente de una cepa de ejemplares de fenotipo ancestral , seleccionada desde hace tiempo y en la que no hayan aparecido mutantes.
Si el misterioso acompañante del mutante Ágata fuera también de transmisión recesiva y ligada al sexo, obtendríamos una prole femenina al 100% mutada en Amarillo como su padre.
Pero esto no es así, pues las hembras obtenidas son Ágatas, habiendo creado no pocos problemas a la hora de explicar esta descendencia fenotípica, llegando a teorizar autores  sobre simples y dobles factores pasteles, quizás por paralelismo con el Diamante de Gould , lo cual dista mucho de la realidad.
Releyendo artículos, me he topado con el perteneciente a Sergio Lucarini, publicado en la revista  de la FOI “Italia Ornitologica” nº de Mayo-2015, y he tenido que modificar éste, pues  había propuesto un poco más arriba verificar la íntegra transmisión del fenotipo Amarillo mediante el emparejamiento de un macho de dicho fenotipo con una hembra ancestral. Habiéndolo realizado ya  Luigi Montini. El resultado corrobora que el fenotipo Amarillo es una combinación de mutaciones, ya que como era de esperar, la descendencia consistió en  machos ancestrales y hembras Ágatas.
Al obtenerse sólo hembras mutadas en Ágata, nos indica que el desconocido mutante que acompaña al Ágata no se halla presente en los cromosomas sexuales, si no en los autosomas, y probablemente sea de transmisión hereditaria del tipo autosómica recesiva (quizás una forma feomelánica o topacio, o quizás una pastel o diluida).
El siguiente paso consistiría en hibridar ejemplares Amarillos con ejemplares de especies afines que presenten mutaciones feomelánicas o Topacios, esperando a que se produzca la Sintenia de ambos factores en los híbridos machos, teniendo en cuenta que las hembras siempre serían al menos Ágatas, e incluso combinadas para el otro factor que se pretende identificar.
Una vez más, la prueba de la hibridación y su sintenia vendría en nuestro auxilio para despejar la duda sobre la verdadera naturaleza de una mutación en una determinada especie ,cuya  composición eumelánica de su fenotipo por sí sola no despeja las dudas del tipo de mutante o mutantes que le afectan.

 

Contacto

amcae@amcae.com

Federación Ornitológica de la Comunidad Valenciana

Contador de visitas